LOGO VITA.png

 
LED PROFESIONAL

Han pasado siglos desde que el Homo erectus descubriera el fuego de forma accidental. El hombre primitivo ya supo vislumbrar en aquel entonces la trascendental importancia de tan maravilloso hallazgo que cambiaría sin lugar a duda el devenir de la historia. Después del uso elemental para cocinar y combatir el frío resultó indispensable para iluminar rudimentariamente los espacios habitados. Los artilugios iluminativos más antiguos encontrados por los arqueólogos fueron elaborados combinando conchas de moluscos o bases de piedra natural con formas que permitían albergar y mantener la llama alimentada con grasa animal o aceite vegetal que, por ser vital para ellos, defendían incluso con sus propias vidas. Tras estos primigenios vestigios de lo que podríamos permitirnos la licencia de llamar lámparas, y pasados muchos siglos, llegaríamos a las lucernas, cuya importancia radica en el hecho de ser las primeras lámparas elaboradas de forma masiva con la finalidad de proporcionar luz artificialmente mediante procesos no exclusivamente artesanales. Llegarían más tarde candiles y posteriormente las velas también en la prehistoria. Y así, transcurridos varios siglos, aparecieron las lámparas de aceite con más o menos sofisticación; la luz de gas; el ilustre Thomas Alva Edison con la primera bombilla incandescente, etc., para, obviando gran cantidad de indiscutibles importantes inventos, innumerables muestras de voluntad, determinación, ingenio y estudio, llegar a nuestros días donde, a partir de los increíbles trabajos de destacados científicos como Oleg Vladimirovich Lósev, (1903-1942), Nick Holonyak, (1928), y Shuji Nakamura, (1954), disfrutamos de la tecnología más eficiente y avanzada de la historia, la que nos proporciona el “Led”, (Light-emitting Diode). Partiendo del inconmensurable legado de tan ilustres prohombres, somos una de las empresas que, con la necesaria y notoria humildad, acompañada de grandes dosis de profesionalidad y cariño, procuramos escudriñar todo cuanto acontece en el siempre agitado mundo de la tecnología LED concerniente a las vertientes de investigación y desarrollo y así ponerlo en manos de los profesionales más exigentes que nos premian permitiéndonos participar en sus ideas y proyectos tras más de 10 años de andadura. Llegados a este punto sólo queda agradecer una vez más, en nombre del comprometido grupo humano que conforma la plantilla de ACTiO LED®, ese afecto que nos transmite su confianza y que, como el fuego para aquellos hombres ancestrales, supone metafóricamente para nosotros alimento, abrigo y cómo no ... luz. 

 
 
 
 

FIRMA VCR.png

Un afectuoso saludo,

Vicente Carrillo Risueño.